Posibilidades que permite el blockchain

A pesar de ser vinculada en sus inicios fundamentalmente con el ramo financiero, algunos expertos señalan que el blockchain porta sobre sus hombros una enorme responsabilidad: nada más y nada menos que el futuro de internet. Alex Preukschat, consultor de blockchain, lo define como “una infraestructura que permite construir sobre internet”.

El blockchain como tecnología tiene en realidad múltiples aplicaciones y algunas de ellas guardan una estrechísima relación con el marketing. Sobre la relación entre blockchain y marketing se debatió en Viena (Austria) en una mesa redonda celebrada en el marco de Werbeplanung.at Summit 2017 en la que participaron Dominik Wagenknecht, senior manager de Accenture, Eric Demuth, CEO de bitpanda.com, Gerhard Dinhof, arquitecto de mobile, cloud & blockchain de IBM Austria, y Cornelia Rehberger, digital lead de Microsoft.

El experto Wagenknecht indicó que: “El Blockchain es una posibilidad de archivar un registro de manera pública, cerrada o abierta única y exclusivamente para determinadas personas. Se trata de una cadena de bloques con datos donde cada bloque hace referencia al anterior. Y en la que la manipulación está, por lo tanto, totalmente excluida”.

Blockchain, la tecnología del marketing

Rehberger comparó el blockchain con los ficheros analógicos de las bibliotecas. “Es como la ficha de un libro en la que todas las transacciones asociadas a ese volumen son anotadas a mano con bolígrafo y éstas no pueden, por consiguiente, borrarse. Y ese orden inmutable es posible porque el bibliotecario se preocupa de que así sea”, indicó la ejecutiva de Microsoft.

“Blockchain se ajusta como un guante no sólo a la transacción de dinero sino a todo tipo de transacciones entre personas, puesto que se trata de un sistema transparente, sencillo y extraordinariamente rápido”, recalcó Wagenknecht.

¿Qué opinan los expertos de las utilidades del blockchain como tecnología del blockchain?

En la mesa redonda celebrada en Viena, se recalcaron las utilidades que aporta el blockchain en general y en el ámbito del marketing. Esta tecnología puede ser, por ejemplo, de suma utilidad para verificar si las páginas en las que se abre paso la publicidad online son o no reales (y forman parte de una “whitelist” previamente definida), dijo Rehberger.

Otra posible aplicación marketera del blockchain es lo que Rehberger denomina “brave browser”, un navegador en el que el usuario puede decidir de manera activa si desea ver publicidad y ser recompensado por ello.

El blockchain es también susceptible de ser utilizada en los programas de fidelización de clientes. “Echando mano del blockchain tengo la posibilidad de recopilar puntos con mi tarjeta de cliente y no sólo con una empresa sino también con otras compañías”, apuntó Dinhof.

Sin embargo, no todos los expertos señalaron únicamente aspectos positivos de esta tecnología. Demuth intervino en la mesa redonda convencido de que el blockchain dista mucho de ser adecuada para todas las ramas de actividad. “Se trata de una tecnología perfecta cuando hay en la ecuación varios desconocidos que no confían entre sí. En un consorcio de empresas aseguradoras que se conocen perfectamente entre sí, por ejemplo, es mejor apostar por sistemas centralizados”, señaló Demuth.

Independientemente de si es aplicable o no a todos los sectores de actividad, una cosa está clara: el blockchain tiene un próspero futuro por delante y aquellas empresas que sean pioneras a la hora de hincar el diente a esta tecnología tendrán muchísimo que ganar.